Agarrar como al Tigre de Santa Julia (1)

Sorprender en mal momento.

Según parece, el Tigre de Santa Julia era un guerrillero o bandolero bastante temido.  Sus enemigos, las autoridades u otra banda rival, esperaron a que el Tigre se retirara a defecar para atreverse a echársele encima.  Con los pantalones en los tobillos, el estomago con retortijones y el excremento colgando del trasero, el Tigre no tuvo opción.

La imagen del hombre poderoso sorprendido en un momento tan delicado fue lo suficientemente fuerte para que esta frase se haya quedado en el lenguaje de los mejicanos. 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: