Abarrote

Producto alimenticio envasado, en conserva o seco;  también productos de limpieza, para el cuidado personal y del hogar de uso habitual.

La cobertura del término es amplia y no creo que exista un auténtico consenso sobre la misma.  Cada cual interpreta el término de acuerdo con la oferta del mercado y sus hábitos de compra, lo que es tanto como decir que un mismo producto puede llegar a ser considerado ABARROTE en un lugar y algo diferente en otro.

No obstante, sí existen ciertas reglas.  Por ejemplo:

  •       No son ABARROTES los productos alimenticios frescos, la comida para llevar, la ropa, el calzado, los electrodomésticos, el menaje de cocina, los productos farmacéuticos, los juguetes, las plantas y cuantos abonos, productos químicos y herramientas sirvan para su cuidado, los animales, los libros, periódicos y discos, las pinturas, disolventes, herramientas y demás artículos ferreteros, etc.
  •           Sí son ABARROTES los productos alimenticios enlatados, incluyendo los preparados para animales domésticos, las conservas, las especias, los aceites, las harinas, las pastas, el vinagre, la sal, el azúcar, el café, los refrescos, los vinos y licores, los cereales para el desayuno, los dulces y caramelos, los chocolates y preparados alimenticios, las galletas, bollos y panes de molde vendidos en caja o bolsa de plástico, los pañales y el papel higiénico, los jabones y detergentes, las velas, las cerillas, los insecticidas y ambientadores domésticos, etc.

A pesar de que las listas anteriores pueden parecer extensas y claras, la verdad es que hay muchas cosas que quedan en medio.  Los siguientes productos, a pesar de sus características, no suelen ser considerados ABARROTES:

  •          Los fiambres y carnes frías. En sentido estricto estamos hablando de un producto elaborado para su mejor conservación.  Sin embargo, hay que buscarlos en SALCHICHONERÍAS o en las secciones del mismo nombre de los supermercados. 
  •           QUESOS.  Se trata del mismo caso que los fiambres y normalmente se venden en la misma sección, alejados del resto de los productos lácteos.  La mayor parte de los QUESOS que se venden en Méjico son frescos o muy frescos, lo que puede justificar esta situación.
  •         Congelados y refrigerados.
  •          Colonias y perfumes.  Aunque la mayor parte de la gente se ducha todos los días, y todos los días necesita colonias y afeites varios, estos productos sólo se consiguen en perfumerías.  Dicho lo anterior, hay que reconocer que en casi todas las secciones de ABARROTES de los principales supermercados es posible encontrar jabones de baño y tocador, desodorantes, pasta de dientes y champúes.  Los geles de baño son prácticamente desconocidos en Méjico.  Sólo algunas perfumerías y supermercados elegantes los ponen en sus estantes, invariablemente a precios disuasorios, como corresponde a productos importados de baja demanda.
  •          Chupetes, sonajeros y otros artículos para bebes.  La excepción a esta regla son los potitos, en Méjico conocidos como GERBERS, y los pañales.  Las toallitas húmedas, que normalmente se usan como ayuda en el cambio de pañales, unas veces se encuentran al lado de estos en la sección de ABARROTES, y otras hay que buscarlas en otra parte, junto con el resto de los artículos para bebe.  Curiosamente, las toallitas secas, “cleenex” y similares, siempre se encuentran en ABARROTES.

Otros artículos son ambivalentes y dependen de su presentación o uso para ser clasificados de una otra forma.  Por ejemplo:

  •          Aceitunas, ahumados, MOLES, bacalao y otros pescados en salazón.  En supermercados estos productos se venden tanto en la sección de SALCHICHONERÍA como en ABARROTES.  En la sección de SALCHICHONERÍA se pueden comprar a granel mientras que en la de ABARROTES las opciones están limitados a las presentaciones en lata, tarro o empaque cualquiera, siempre de pequeño tamaño.   En auténticas TIENDAS DE ABARROTES es posible encontrar todo junto.
  •          Pan y bollería.  En ABARROTES sólo se encuentra el pan y bollería industrial en bolsas.
  •          Insecticidas y venenos.  En ABARROTES sólo se encuentran aquellos de uso doméstico más frecuente.  Para venenos especiales habrá que acudir a una ferretería.

Todo esto para concluir que los ABARROTES son el tipo de productos que nuestros abuelos buscaban en las tiendas de ultramarinos, nuestras madres en los supermercados de barrio, y nosotros en los pasillos inmensos de los hiper, o en los Día de la esquina.

Deja un comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: