Guajolote

Pavo.

El término “elegante” y “académico” es siempre pavo.  Así se utiliza en las etiquetas de los jamones u otros embutidos que están fabricados con la carne de estos pajarracos, o en las recetas escritas en libros decorosamente publicados para cocineros exigentes.

Sin embargo, la palabra más común, al menos en el centro del país, es GUAJOLOTE.  Así se lo encuentra uno en los mercados populares, en los restaurantes campechanos para CONVIVIOS, bodas y bautizos, y en la literatura agropecuaria del gobierno.

Al final existe la percepción de que el GUAJOLOTE es el animal, con plumas que quitar y huesos que chupar, mientras el pavo es algo aséptico e industrial que viene envuelto, etiquetado y listo para ser procesado según las más modernas técnicas.

En cuanto al animal en sí, es curioso que los mejicanos coincidan con estadounidenses y con centroamericanos en autoproclamarse como compatriotas originales.  Este es un tipo de discusión en la que es mejor no entrar con presencia si hay presencia de más de una de las partes.  La cosa no es trivial, porque parece que el pavo es el único alimento para el que las mamas de los ciudadanos correspondientes coinciden en tener una receta, claro está, superior a todas las demás.

Ver CHOMPIPE, PÍPILA.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: