Dar cuello

Despedir, echar de un puesto de trabajo o de representación.

Así, a primera vista, parece una mezcla entre un “dar mate” y un “cortar el cuello”.  Al final, el sentido es claro, que te DEN CUELLO no es agradable.

En general, esta expresión se reserva para hablar de gente que es despedida de un puesto de cierta responsabilidad.  Le DAN CUELLO a políticos y administradores, a los responsables de un proyecto que no va bien, o a aquel que está en el camino de alguien con ambiciones y poder.  Hablando de gente normal, basta con decir que lo CORRIERON.  De todas formas, la separación no es necesariamente exacta. 

Veamos:

  •  CORRER tiene un sentido directo y aséptico.  Se puede CORRER a alguien que no se conoce personalmente.  Basta con que no salgan las números para que se pueda poner en la calle a la mitad del personal de una gran fábrica.  Quien los corre no los conoce, no sabe qué les va a pasar o cuáles son las condiciones de vida en que quedan.  Tampoco le importan demasiado.  No son su problema. 
  • CORRER es también una acción brusca e inmediata.  Un día llegas al trabajo y te encuentras con una carta del jefe supremo informándote de que tu puesto ya no existe porque era de una redundancia tremenda.  Ayer todo iba bien;  hoy estás buscando trabajo en la sección de anuncios por palabras.
  • Finalmente, CORRER tiene un sentido binario, muy propio de esta época digital; o te CORREN o no te CORREN, pero no te pueden CORRER a medias.  
  • DAR CUELLO es más sibilino.  Los cuellos que se cortan son propiedad de gente que se conoce, gente con nombres y apellidos.  El DAR CUELLO responde a una necesidad política, a una estrategia de acción, a un demostrar que se cuenta con capacidad de toma de decisión o a un mero ejercicio de desbroce del camino hacia el éxito.Como es lógico, con este panorama, no se puede hablar de acciones que son desconocidas para la víctima.  Quien va a disfrutar de un cuello adicional por cortesía de su enemigo conoce las intenciones de éste, o al menos, conoce las reglas del juego en el que está metido y sabe que determinado tipo de acciones, o de resultados de sus acciones, pueden acarrear un cambio importante, y a menos, en su ámbito de responsabilidad.Lógicamente, hablando de un tema de carácter fundamentalmente político, es difícil que siempre se presenten resultados claros y bien definidos.  Aunque raro, es posible que te den “medio” cuello, que te quiten de donde estabas pero te dejen en otro lugar desde el que tu padrino te permita recobrar cierto nivel de autoridad.  Se me ocurre que aquí eso de “REMOVER”, palabro indecente por otra parte, tiene un mejor sentido gráfico.  Te “quitan”, pero con un poco de suerte puedes confiar en que sólo te están “removiendo” dentro del COMPAGRAMA, pasando de un sitio a otro, limpiando la cara lo mismo que se limpia el dinero.
Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: